Ceftriaxona Normon 2000 Mg Polvo Para Solucion Para Perfusion Efg

La Ceftriaxona Normon 2.000 mg Polvo para Solución para Perfusión EFG es un medicamento ampliamente utilizado en el tratamiento de diversas infecciones bacterianas. Sin embargo, como cualquier medicamento, tiene contraindicaciones que deben ser consideradas antes de su administración.

Contraindicaciones de la Ceftriaxona Normon 2.000 mg Polvo para Solución para Perfusión EFG

1. Hipersensibilidad a la ceftriaxona

Este medicamento está contraindicado en pacientes con historial de hipersensibilidad a la ceftriaxona o a otros antibióticos de la familia de las cefalosporinas. La administración de ceftriaxona en estos pacientes puede desencadenar reacciones alérgicas graves, como erupciones cutáneas, dificultad para respirar e incluso shock anafiláctico.

2. Historial de colitis asociada a antibióticos

La ceftriaxona puede alterar la flora intestinal y aumentar el riesgo de desarrollar colitis asociada a antibióticos, una inflamación del colon causada por la proliferación de la bacteria Clostridium difficile. Por lo tanto, se recomienda evitar el uso de ceftriaxona en pacientes con antecedentes de esta afección.

3. Insuficiencia hepática

La ceftriaxona se elimina principalmente a través del hígado, por lo que su uso está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave. En estos pacientes, la acumulación de ceftriaxona en el organismo puede provocar toxicidad hepática y empeorar la función hepática.

4. Neonatos con hiperbilirrubinemia

En neonatos con hiperbilirrubinemia, especialmente prematuros, la ceftriaxona puede desplazar la bilirrubina de su unión a la albúmina, lo que aumenta el riesgo de kernicterus, una forma grave de daño cerebral por acumulación de bilirrubina. Por lo tanto, se recomienda evitar el uso de ceftriaxona en este grupo de pacientes.

Conclusion

En resumen, la Ceftriaxona Normon 2.000 mg Polvo para Solución para Perfusión EFG es un medicamento efectivo para el tratamiento de infecciones bacterianas, pero su uso está contraindicado en ciertos grupos de pacientes. Es importante consultar con un profesional de la salud antes de iniciar el tratamiento con ceftriaxona para evaluar los riesgos y beneficios en cada caso específico.